LLEGA A ALICANTE NUESTRA QUERIDA HOUDA Y DOS NIÑOS MÁS.

El pasado lunes 16 de Octubre a las 18:00h llegaban desde los    campamentos de refugiados Saharauis en Tindouf (Argelia), 3 nuevos ingresos para la casa de Dar Al Karama.

1508174210252

Salca de 4 años de edad, es la más pequeñaIMG_20171024_140100 de ellos y llega acompañada por su madre Monna. La menor llega a Alicante para ser tratada por una enfermedad pulmonar y para descartar una posible cardiopatía congénita, que le ha llevado a tener fiebres continuadas desde los primeros meses de su vida.

IMG_20171024_140151Brahim, menor de 6 años con una parálisis cerebral y una retracción tendinosa en las piernas,  ha venido a la casa para poder ser operado en Getafe por nuestra querida amiga, la Dra. Anna Bueno especialista en traumatología infantil y que ha visitado en dos ocasiones los campamentos junto a nuestras comisiones médicas organizadas en los últimos años.

Houda con 12 años y a punto de cumplir los IMG_20171024_14030213 años, regresa a la casa para poder realizar una revisión y posiblemente volver a ser intervenida para sustituir los clavos intramedulares que fortalece sus débiles huesos de cristal.

Como siempre nos ocurre, la llegada de nuevos niños a la casa nos invade de nervios durante los días previos y de alegría en el momento de recibirlos en el aeropuerto.

IMG_20171024_121722

Para ellos, el viaje desde Tindouf, en el Sur de Argelia, donde se encuentran los campamentos de refugiados Saharauis desde hace ya 42 años, dura más de 13horas debido a las mala combinación que hay entre aviones desde Tindouf a Oran o, Argel, pero sus ganas por llegar a España para que sean cuidados y curados de sus enfermedades, les hace mantener la fortaleza para llegar aquí mostrándonos sus bonitas caras sonrientes a la llegada e impregnando la casa de su alegría.

Ahora con 6 niños en la casa, dos madres, dos monitores Saharauis y la casa a pleno rendimiento, IMG_20171024_140328Dar Al Karama (Hogar de la Dignidad) en la C/ San Raimundo nº23, 3ºC,  de Alicante, se convierte en una Haima Saharaui enclavada en el barrio de San Blas, por lo que os invitamos a que vengan a conocerla y participen en un proyecto que salva vidas a cambio de amor, alegría, dignidad y satisfacción personal por cada uno de los miembros que colaboran en este proyecto, bien siendo socios o colaborando como voluntarios  en las diferentes actividades del día a día.